• STOPHATERS

LA CIBERDELINCUENCIA SE DISPARA EN CONFINAMIENTO




La inactividad, el aislamiento, la incertidumbre…. factores de alto riesgo para que se dispare la ciberdelincuencia. Ya lo alertaba la guardia civil hace un par de días: “Hay colectivos que no están acostumbrados a las redes y ahora las necesitan que están siendo atacados”, advierte el DAO.


Además, una de nuestras grandes preocupaciones, es que el hecho de que las familias tengan a sus menores en casa (con la atención que suponen y la falta de fatiga por no tener su rutina habitual) hace que se les permita pasar más tiempo con dispositivos electrónicos, muchas veces sin control.


Y es que el #coronavirus se ha convertido en la excusa perfecta para los ciberdelincuentes: “se disparan las estafas online”, “phising”, “hackeos”, “fake news”, “apps maliciosas”… Lo lamentable es que se utiliza la pandemia y la psicosis que genera el estado en el que nos encontramos para engañar y estafar a personas, que sin darse cuenta, caen en las redes de estos ciberdelincuentes.

Entre las más llamativas que hemos visto estos días, nos encontramos con:

ESTAFA DE VENTA DE MASCARILLAS ONLINE: Cuando se agotaron las mascarillas, ante el revuelo, fueron muchos los que las anunciaban a través de páginas de venta online conocidas, por precios desorbitados, y aun habiendo hecho el pago, el material no llegaba nunca.

FAKE NEWS: Una de las técnicas de ingeniería social más utilizada por los ciberdelincuentes es crear alertas sociales y así aprovechar el caos para realizar cualquier ténica de hackeo, robo de datos, fraudes o estafas económicas. Durante la alerta de coronavirus estamos viendo a diario bulos y fake news, y casualmente enlaces en webs donde te dan la solución.

REMEDIOS MÁGICOS para el Covid-19 se han convertido estos días en un anzuelo que los ciberdelincuentes utilizan para infectar ordenadores. Los kits de diagnóstico, los remedios mágicos y hasta las vacunas contra el Covid-19 son algunos anzuelos que los malhechores lanzan estos días a la red. Expertos en tecnologías de la información señalan que los sitios web fraudulentos que usan la palabra ‘coronavirus’ en sus dominios de internet se han ido multiplicando desde mediados de febrero.

MALWARE Y APPS MALICIONAS: con el Covid-19 proliferan con el fin de robar nuestros datos con fines comerciales. (Recordemos que los datos personales están el alza en el mercado de internet y son un bien muy preciado). Las pymes en cuestión son las más desprotegidas ante esta situación, puesto que el teletrabajo es un arma de doble filo para los malos de la red. En la medida de lo posible, los trabajadores deberían conectarse al ordenador de la empresa con una herramienta de acceso remoto segura. Es muy importante extremar las precauciones a la hora de abrir correos sospechosos, especialmente aquellos que contengan ficheros adjuntos.


CIBERACOSO: no podía faltar, más horas en casa, conectados y redes sociales constantemente, se genera más contenido y eso lleva a que estemos viendo picos importantes de amenazas, insultos, campañas de odio e interminables hilos de discusión con faltas de respeto incluidas sobre temas de opinión donde existe en este momento discordia.

Por supuesto, estamos viendo como nuestros hijos pasan más horas jugando a la PlayStation, donde recordemos que existen chats online donde mayores de edad se hacen pasar por menores para entablar conversaciones, así como, adolescentes enviando de forma masiva fotografías y videos de contenido sexual a su “novi@” porque el confinamiento no les deja verse.


¿Y QUÉ HACEMOS CON TODO ESTO?

SENTIDO COMÚN y una lista de CONSEJOS


Os dejo una lista de recomendaciones para cada problemática:

ESTAFAS:

1.- Asegúrate de que en la web aparece identificado el responsable de la tienda online y su ubicación.


2.- Comprueba que la tienda es segura y te proporciona la información que necesitas sobre consumo y tratamiento de datos personales.


3.- Si te es posible, utiliza una tarjeta de uso exclusivo para realizar pagos online.

4.- Desconfía de las ofertas demasiado atractivas, ya que podrías estar ante una web fraudulenta.


5.- No olvides comprobar que tus dispositivos están configurados correctamente y la conexión a Internet es segura antes de proporcionar tus datos personales o tus datos de pago.


6.- Nunca envíes dinero en efectivo para completar una compra, elige con cuidado el método de pago.


7.- Recuerda que los comercios con sellos de confianza ofrecen mayores garantías.

8.- Sospechar si solicitan dinero por adelantado, sin ofrecer ninguna garantía de que se va a recibir el artículo.


BULOS:

1.- Identificar las fuentes de las que proviene la información.

2.- Ojo con los titulares demasiado llamativos o poco creíbles.

3.- Cotejar la información con páginas oficiales.

TELETRABAJO (EVITAR MALWARE Y RANSOMWARE):

1.- Mantén siempre el ordenador y el móvil de trabajo en un lugar seguro.

2.- En las videoconferencias, comprueba quiénes son los participantes de la llamada y asegúrate de que sólo están las personas autorizadas y necesarias. Si ves algún número desconocido, no dudes en preguntar a los demás asistentes.

3.- Ten especial cuidado al manejar información confidencial (haz copias de seguridad y guarda los archivos en lugares seguros).

4.- Los cibercriminales pueden utilizar temas de actualidad general para que descarguemos archivos adjuntos, hagamos clic en enlaces o respondamos con información confidencial. Antes de realizar alguna acción piensa: ¿esperabas ese correo?, ¿conoces o identificas al remitente?, ¿te pide que realices una acción?

5.- Permanece atento a e-mails, mensajes de texto (SMS), llamadas, enlaces de llamadas web e invitaciones de calendario de personas que no conoces.

6.- Utiliza siempre contraseñas de tres o más palabras. Recuerda que una contraseña es fuerte por su longitud y no por su complejidad. Para guardar tus claves utiliza un gestor de contraseñas, así evitarás escribirlas en papeles o tener archivos con esa información.

7.- Navega sólo por sitios web que comiencen con HTTPS (no HTTP). Suelen ser más seguros y la información más protegida. Busca siempre el candadito verde a la izquierda de la URL.


MENORES Y REDES SOCIALES

Recordad, la edad mínima para abrirse una cuenta es: Facebook: 14 años. Instagram: 14 años. Twitter: 13 años. LinkedIn: 16 años. YouTube: para los servicios de Google, la edad mínima es de 16 años, pero en el caso de los vídeos, existen algunos que no pueden ser vistos por menores de 18 años, aunque tengas cuenta.


1.- Si tu hijo es menor de 14 años, no le permitas abrirse redes sociales y controla el contenido que observa en internet. (Siempre supervisado).

2.- Si es mayor de 14 años, controla las horas de conexión y comunícate con él sobre el contenido que sube, recordándole siempre que una foto que llega a internet pierde el control.

3.- No hay que prohibir, pero sí acompañar, sobre todo al principio.

4.- Configura bien la privacidad y seguridad de los dispositivos de casa.

5.- Es altamente recomendable que en los tiempos de estar en familia, como por ejemplo desayunos, comidas o cenas) no se utilicen los dispositivos por ningún miembro de la misma, (móviles, tablets, etc), para fomentar el diálogo y la comunicación.

6.- Comunica los riesgos que existen sin asustarle (internet, bien utilizado, es necesario).

7.- Controla las aplicaciones que se descarga el menor.


#YOMEQUEDOENCASA

Sara G. Antúnez C123481 Icam www.tqabogados.com

79 vistas